Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2017
Escribes en su cara y en la de mis hermanas palabras y palabras que no podemos leer, que no entendemos; son como las vainas secas alejadas de su planta por el viento, de la raíz que las alimenta y las hace fuertes, y luego quedan vanas en vida, sumisas,  enlutadas la mirada en el pasado  con la penitencia de ser madre, viuda y mujer de pobreza en vocablos, que transportan  a otras vidas llenas de caricias y sentimientos, por no saber leer: sin trinos ni flores; intentas la redención tatuando en sus rostros, escribes en su cara y en la de mis hermanas palabras y palabras que el tiempo se lleva junto con los restos de pólvora de sus disparos  y en su foto queda la fuerte vaina del miedo.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

PAISAJE

. Tirita el reflejo de la rama 
recordando que tuvo verano
sabiendo que su alegría se pudre 
en la papilla de lodo
y se encoge su alma y recuerda
que fue gigante con alas y nidos
que fue hermosa orilla
y hoy, varada sin hojas,
su invierno se hace paisaje
de foto, pintura y poema.
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

DICCIONARIOS DE AUTORES... DE LA AEEX

Muchas gracias a mi asociación de Escritores extremeños...









MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

IMPOSIBLES

El coche miraba al río y creo que pensaba,  que daría él, lo que fuese por cruzarle a toda velocidad. Intenté quitarle esa idea de la cabeza: ¡los coches no nadan!, y se lo repetía y repetía el viento. Ahora no, creo que nos contestó, lo haré cuando llegue el invierno. Su respuesta dejó al viento frío y a mí tiritando.


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

ACERVO SANANTONERO

El himno de mi alegría es la fiesta de mi pueblo, lo manda un santo patrón, el San Antón más fiestero que cabalga por la noche endulzando los “biñuelos”, regando con rojo vino a la boca del peleño para sus alegres vivas ensalzando a su señero que baila bandera blanca al son del tamborilero.
Nuestras hogueras crepitan con llamas como luceros y Navalvillar de Pela revive del frío enero, se calientan corazones, aparecen los recuerdos de nuestros seres queridos que la corren desde el cielo, porque es nuestra Encamisá la mejor del mundo entero.
Somos un pueblo con suerte con fortaleza y empeño, el monte nos da la leña, nuestros caballos el hierro, los zahones su importancia, la gracia de los pañuelos sobre las camisas blancas y enroscado en los cabellos, San Antón pone las manos, las peleñas el acervo que sus mantas guapas lucen y no se pierde "lo nuestro".
Con repique de campanas y cohetes en Enero nos hermana un San Fulgencio gritando vivas mi pueblo: ¡Viva San Antón bendito!, …

LA VALLA DE FRONTERA

El gallo canta su desesperación 
como un encaramado en el muro,
inmóvil sobre una absurdez humana
que encuadra la vida del que anda los caminos
de la existencia empobrecida,
el color no importa, la necesidad tampoco.
Sigue cantando el gallo hasta su afonía,
sin importarle la intensidad de la claridad,
también de pensamiento, que traiga el nuevo día,
subido a la verja.
Éste cae cuando sube el sol,
y con su angustia y fatiga
bebe el agua de la hiel, se abre la puerta
y retorna, vencido hoy, un aguante sin futuro.
El gallo enmudeció con el férreo instinto
de que vendrá un mañana
para, de nuevo, intentar su canto,
así cuatrocientos gallos, así cuatrocientas vidas.
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥